21.8 C
Cuernavaca
miércoles 28 febrero 2024

¡Corre, trenecito!

0
«Alena se percata de que está sola en un extenso campo, sentada en una vieja banca. A lo lejos se escucha un silbido y lo único que puede ver Alena en todo ese espacio es un largo riel por el que se acerca precipitadamente una locomotora.»

Hígado encebollado

0
«No, porque esta comida sirve para ponerse fuerte, para poder brincar, para ponerse bonita y grande, y tú me gustas mucho así, chiquita y chaparrita como tú eres.»

Polvo cósmico

0
«Toma de su bolsa un pequeño y lindo paquetito, lo abre cuidadosamente y saca de ahí un poco de polvo cósmico.»

El Rey Esqueleto

0
«Iremos a ver al jefe del país de los Alegres Esqueletos. Tengo que decirle algo.»

Chungo y Mango

0
«Al día siguiente, aunque estaban algo asustados, Chungo y Mango fueron a buscar la palmera de hojas pinchosas. Cuando la encontraron...»

Los Nocturnos

0
Los Nocturnos tenían dientes grandes que mordían muy fuerte, pero la niña tenía ese polvo mágico que servía para ganarles a esos feos Nocturnos.

Mi amigo Vladimir

0
...Y como si el tiempo no existiera, entre chistes y adivinanzas, Alena y el desconocido recorren el trayecto que los llevará respectivamente a sus respectivos hogares.