Nápoles, Italia:

El cambio de la (TRE) a (migalastat) es una opción terapéutica válida y segura para pacientes con con mutaciones susceptibles a Galafold, según un estudio de la vida real de Italia.

En particular, los datos mostraron que Galafold resultó en mejoras mayores y significativas en el tamaño del corazón y la función renal de los pacientes, en comparación con la TRE.

Sin embargo, se necesitan estudios más grandes y más largos para confirmar estos hallazgos, anotaron los investigadores.

El estudio, «Cambiar de la terapia de reemplazo enzimático a migalastat de chaperona oral para el tratamiento de la enfermedad de fabry: datos de la vida real», se publicó en el European Journal of Human Genetics.

La enfermedad de Fabry es causada por mutaciones en el gen GLA, que dan como resultado una actividad ausente o marcadamente reducida de la enzima alfa-galactosidasa A (Gal A). Esta deficiencia conduce a la acumulación dañina de dos moléculas de grasa, Gb3 y liso-Gb3, en tejidos y órganos como el corazón, los riñones, el sistema nervioso, los ojos y la piel.

Galafold, desarrollado por Amicus Therapeutics, es una terapia de chaperona oral que restaura la actividad de ciertas formas inestables de Gal A, denominadas «susceptibles». Se estima que entre el 35 y el 50% de todos los pacientes de Fabry en todo el mundo tienen mutaciones susceptibles a Galafold.

Como la única terapia oral aprobada para la enfermedad de Fabry, Galafold (tomado en días alternos) puede reducir la carga de infusiones de TRE en la vena para toda la vida – Fabrazyme (agalsidasa beta) o Replagal (agalsidasa alfa) – cada dos semanas. La TRE, que ha sido el pilar del tratamiento de la enfermedad de Fabry, implica la entrega de una versión de laboratorio de Gal A a los pacientes.

El uso de Galafold también evita las frecuentes reacciones adversas e inmunitarias asociadas con las infusiones de TRE y se ha sugerido que da como resultado una actividad de Gal A más estable que la TRE.

Si bien la seguridad y la eficacia de Galafold están bien establecidas, los datos sobre los efectos de cambiar de TRE a Galafold siguen siendo limitados.

Para llenar este vacío, los investigadores en Italia compararon la seguridad y efectividad de TRE y Galafold en siete hombres adultos (de 18 a 66 años) con enfermedad de Fabry y mutaciones susceptibles a Galafold que se sometieron a dicho cambio de tratamiento.

Los participantes, cinco con enfermedad clásica y dos con enfermedad de inicio tardío, fueron reclutados en el Hospital Universitario Federico II de Nápoles, en Italia. Recibieron al menos un año de TRE estable (seis en Replagal y uno en Fabrazyme) antes de cambiar a Galafold sin ningún intervalo y fueron seguidos prospectivamente durante 12 meses después del cambio de tratamiento.

Se realizó una evaluación clínica completa en todos los participantes en cada visita. Esto incluyó una evaluación de las funciones del corazón, los riñones y el sistema nervioso de los pacientes, los síntomas relacionados con la enfermedad de Fabry, la calidad de vida, la actividad de Gal A, los niveles sanguíneos de liso-Gb3 y los efectos secundarios.

Los resultados mostraron que los parámetros de la función cardíaca, renal y neurológica en estos hombres permanecieron estables después de cambiar a Galafold, a excepción del índice de masa ventricular izquierda (una medida del tamaño del corazón) y los niveles de proteína en la orina (un marcador de disfunción renal) ), que se redujeron significativamente.

Estos hallazgos sugirieron que Galafold mejoró significativamente la salud del corazón y los riñones de los pacientes, en comparación con la TRE.

Además, los dos hombres que se quejaron de dolor antes de iniciar la TRE informaron una disminución aún mayor de tales síntomas con Galafold. Otros síntomas relacionados con Fabry, así como la calidad de vida, se mantuvieron estables.

En comparación con el valor inicial (antes de cualquier tratamiento), hubo un aumento significativo en la actividad de Gal A y una caída significativa en los niveles sanguíneos de liso-Gb3 después de un año de Galafold, lo que sugiere una estabilidad sostenida de la enfermedad. Los niveles de liso-Gb3 después de un año de cualquier tratamiento no fueron significativamente diferentes. La actividad de Gal A después de TRE no se informó.

Además, Galafold fue generalmente seguro y bien tolerado, con el mismo número de pacientes que informaron efectos secundarios que aquellos bajo TRE (dos pacientes, 28%). En particular, los efectos secundarios relacionados con TRE se resolvieron con el cambio a Galafold, mientras que dos hombres experimentaron efectos secundarios relacionados con el tratamiento solo con Galafold. La mayoría de los efectos secundarios fueron de gravedad leve y ninguno condujo a la interrupción del tratamiento.

El equipo observó que estos hallazgos eran consistentes con los reportados en el ensayo fase 3 ATTRACT (NCT00925301) y en un estudio de la vida real en Alemania.

«En conclusión, en pacientes con Fabry con mutaciones susceptibles, el cambio de TRE … a la chaperona farmacológica [Galafold] parece ser válido, seguro y bien tolerado», escribieron los investigadores.

Sin embargo, enfatizaron que se necesitan estudios multicéntricos más grandes con períodos de seguimiento más largos para confirmar estos hallazgos.

 

Marta Figueiredo

Fuente: https://fabrydiseasenews.com/2020/07/21/certain-fabry-patients-may-switch-from-ert-to-galafold-real-life-study-suggests/