La paradoja de vida que enfrentan los enfermos con padecimientos raros, especialmente los lisosomales, cuando su vida depende de un medicamento que se administra donde se atienden a pacientes con . La solución está al alcance: las () aplicadas en casa, como en mucho otros países ya se llevan a cabo.