Allievex, una nueva compañía de biotecnología en etapa clínica fundada por Pappas Capital, continuará el programa clínico de la tralesinidasa alfa de BioMarin Pharmaceutical (anteriormente conocida como BMN 250) para el tratamiento de personas con tipo B.

Allievex ha obtenido una licencia mundial exclusiva para tralesinidasa alfa de BioMarin, y asumirá todas las obligaciones financieras asociadas con el desarrollo y comercialización de la terapia, y gestionará todos los estudios en el programa clínico, que continuarán sin interrupciones.

“Nuestra misión en Allievex es desarrollar nuevas terapias para niños con enfermedades neurodegenerativas pediátricas raras, y nos complace comenzar a ejecutar esta misión con tralesinidasa alfa”, Thomas P. Mathers, fundador, presidente y CEO de Allievex, y socio de Pappas Ventures, dijo en un comunicado de prensa.

BioMarin proporcionará ciertos servicios de fabricación para respaldar la presentación de una autorización de comercialización.

Allievex ha completado la primera ronda de financiación codirigida por Novo Holdings y Pappas Capital, y las ganancias se utilizarán para respaldar los estudios clínicos de fase 2 de registro de tralesinidasa alfa, según la compañía.

El síndrome de Sanfilippo tipo B, también conocido como mucopolisacaridosis tipo IIIB, es un trastorno neurodegenerativo temprano causado por una deficiencia en la enzima alfa-N-acetilglucosaminidasa (NAGLU), que conduce a la acumulación tóxica de moléculas de azúcar complejas largas llamadas heparán sulfato.

La tralesinidasa alfa es una terapia de reemplazo enzimático en investigación (ERT) diseñada para reemplazar la enzima NAGLU defectuosa por una sana en personas con Sanfilippo tipo B. Esta ERT comprende una versión saludable de la enzima NAGLU humana fusionada con una pequeña proteína derivada de la insulina, factor de crecimiento 2 (IGF2), que mejora la capacidad de la enzima para ingresar a las células y hacer su trabajo.

Se administra a través de una infusión intracerebroventricular, lo que significa que se inyecta directamente en el líquido cefalorraquídeo (el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal) de los ventrículos cerebrales, las cuatro cavidades interconectadas llenas de líquido en el cerebro.

Este método de administración evita la barrera hematoencefálica, una membrana protectora que evita que las moléculas grandes en la sangre lleguen al cerebro, y otros mecanismos que limitan la distribución de una terapia en el cerebro, que es el órgano objetivo de la tralesinidasa alfa.

Los estudios preclínicos en modelos animales de la enfermedad y las células de han demostrado que la tralesinidasa alfa aumentó la actividad de NAGLU en todos los tipos de células cerebrales, normalizó los niveles de sulfato de heparán y revirtió varios cambios en los tejidos específicos de la enfermedad.

Tralesinidase alfa recibió la designación de medicamento huérfano por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. En 2014 y por la Comisión Europea en 2016.

Hasta ahora, el programa clínico de tralesinidasa alfa consta de cuatro estudios internacionales multicéntricos.

Se ha completado el estudio observacional BMN 250-901 (NCT02493998) que evalúa la progresión de Sanfilippo tipo B a lo largo del tiempo en 21 niños de hasta 10 años. El ensayo BMN 250-902 (NCT03227042), que aún está reclutando hasta 60 participantes, es un estudio de historia natural de la progresión de la enfermedad a lo largo de tres años y medio en pacientes de hasta 18 años.

Se espera que los datos de estos ensayos ayuden al diseño e interpretación de estudios de intervención posteriores.

El ensayo clínico abierto de fase abierta BMN 250-201 Fase 1/2 (NCT02754076) está evaluando la seguridad, la tolerabilidad y la efectividad de la tralesinidasa alfa en niños (hasta 10 años) con Sanfilippo tipo B.

En la parte completa del estudio de Fase 1 de aumento de dosis, que incluyó a tres niños, se encontró que 300 mg de tralesinidasa alfa por semana era la dosis máxima tolerada. En la fase 2 del estudio, estos tres niños y hasta 30 más del estudio observacional BMN 250-901 recibirán esa dosis durante 48 semanas mientras se evalúa su función cognitiva.

Los datos preliminares del ensayo mostraron que el tratamiento con tralesinidasa alfa fue bien tolerado, restableció los niveles de heparán sulfato, detuvo el deterioro cognitivo y redujo el tamaño del hígado de los niños, que generalmente se agranda en personas con esta afección.

El ensayo abierto de fase 2 BMN 250-202 (NCT03784287) es un estudio de extensión de BMN 250-201 y evaluará la seguridad y la eficacia a largo plazo de 300 mg de tralesinidasa alfa administrada semanalmente durante cuatro años y medio.

“Es con confianza que hacemos la transición del desarrollo del programa de tralesinidasa alfa a Allievex”, dijo Hank Fuchs, MD, presidente de BioMarin de investigación y desarrollo mundial.

“Estamos agradecidos con los niños y las familias que participan en los estudios clínicos y apoyaremos a Allievex a través de una transición sin problemas”, agregó.

 

MARTA FIGUEIREDO

Fuente: http://bit.ly/326l4Jh