La enfermedad de Fabry es un trastorno genético raro que deteriora la capacidad del cuerpo para descomponer un tipo de grasa llamada globotriaosilceramida (Gb3 o GL-3), debido a la deficiencia de una enzima llamada alfa-galactosidasa A. La acumulación de Gb3 dentro de las células causa una amplia gama de síntomas, algunos de los cuales pueden ser provocados por el estrés.

Aquí hay algunos consejos para lidiar con el estrés si vive con la .


Conozca la naturaleza de sus síntomas.

Si le han diagnosticado la enfermedad de Fabry, es importante familiarizarse con la naturaleza de sus síntomas para evitar el estrés o el pánico. Muchos síntomas pueden manejarse con la atención adecuada y el tratamiento oportuno.

Consulte a su proveedor de atención médica para obtener más información sobre los síntomas de Fabry, los resultados de cualquier prueba de diagnóstico que haya realizado y las opciones de tratamiento disponibles.

También puede encontrar mucha información en nuestro sitio web, donde publicamos regularmente noticias sobre investigaciones en curso sobre la enfermedad de Fabry, así como páginas de recursos sobre la enfermedad y su tratamiento.


Participar en actividad física

Mantenerse físicamente activo, como caminar en un parque o hacer ejercicio de forma regular y moderada. Incluso ponerse al día con amigos y familiares es una excelente manera de reducir los niveles de estrés.


No te esfuerces demasiado

La actividad física excesiva puede aumentar el estrés y aumentar la probabilidad de dolor. Tome descansos o descansos adecuados y frecuentes para evitar el esfuerzo excesivo y el cansancio.


Intenta ser siempre positivo

Los pensamientos negativos contribuyen directamente a mayores niveles de estrés. Es importante mantener la mente tranquila y mantener una actitud positiva. Involucre a su mente con actividades como resolver un crucigrama, jugar juegos simples o leer un libro interesante. La meditación y la atención plena también son excelentes maneras de mantener la calma y reducir el estrés.


Come bien y bebe bien

La dieta juega un papel importante en el manejo de los síntomas de la enfermedad de Fabry. Su médico o dietista puede recomendar una dieta baja en grasas y azúcar para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y renal.

También debe mantenerse bien hidratado para evitar lesiones en las articulaciones. Beba agua o jugos de frutas a intervalos regulares.


Encuentra un grupo de apoyo

Unirse a un grupo de apoyo puede ser de gran ayuda para aliviar el estrés. Una red de apoyo de amigos y familiares puede ayudarlo en momentos de necesidad y, a menudo, puede brindarle consejos útiles sobre cómo enfrentar la enfermedad.

Organizaciones como Fabry Support and Information Group, National Fabry Disease Foundation y Fabry International Network brindan acceso a grupos de apoyo y ofrecen información sobre el manejo de enfermedades.


Mantente en contacto con amigos y familiares.

Amigos y familiares forman su mejor sistema de apoyo. Manténgase en contacto con ellos, infórmeles de sus síntomas y encuentre tiempo para discutir las cosas que más disfruta en la vida.


Manténgase alejado del alcohol, la cafeína y la nicotina.

Las situaciones estresantes pueden conducir a fumar o beber en exceso. Comprenda que sustancias como el alcohol, la nicotina y la cafeína a menudo aumentan la propensión a sentirse estresado. Reducir su consumo puede ayudarlo a sentirse y estar más relajado.

 

Vaidyanathan Subramaniam

Artículos relacionados: enfermedad de Fabry, estrés, pacientes,

Fuente: http://bit.ly/2M41RD7