Algunos pacientes con enfermedad de Gaucher tipo 3c pueden desarrollar lesiones no calcificadas en sus arterias coronarias, así como cicatrices en los tejidos que afectan los pulmones, según muestran un informe de nuevos casos y una revisión de la literatura.

Aunque estas manifestaciones cardíacas y pulmonares pueden ser raras, pueden representar una causa importante de carga y mortalidad de la enfermedad. Por lo tanto, los investigadores enfatizan que las evaluaciones de enfermedades coronarias y pulmonares deben agregarse a la rutina de seguimiento de los pacientes de Gaucher con enfermedad tipo 3c.

Estos hallazgos se informaron en un estudio, “Enfermedad de Gaucher tipo 3c: Nuevos pacientes con presentaciones únicas y revisión de la literatura”, publicado en la revista Molecular Genetics and Metabolism.

La enfermedad de Gaucher se caracteriza por la acumulación de un compuesto graso llamado glucocerebroside en varios órganos y tejidos del cuerpo. Esto ocurre debido a mutaciones en ambas copias (una heredada de la madre y otra del padre) del gen GBA, que proporciona instrucciones para producir la enzima beta-glucocerebrosidasa, que descompone la glucocerebrosida.

Hay tres tipos distintos de enfermedad de Gaucher, que se distinguen por la ausencia (tipo 1) o la presencia y extensión (tipo 2 o tipo 3) de las complicaciones neurológicas.

Los pacientes tipo 3 tienen síntomas no neurológicos y neurológicos; sin embargo, sus manifestaciones neurológicas son más leves que en los pacientes con enfermedad tipo 2. Esta forma de Gaucher se clasifica además en cuatro subtipos (3a, 3b, 3c y la variante de Norrbottnian menos común) según los síntomas predominantes.

Además de los hallazgos neurológicos, que consisten principalmente en apraxia oculomotora (incapacidad para mover los ojos de lado a lado), otras características relacionadas con Gaucher, como la reducción del número de componentes sanguíneos (pancitopenia) y el aumento del tamaño de los órganos, suelen ser leves.

El subtipo 3c es una variante atípica de la enfermedad de Gaucher, que se caracteriza principalmente por la calcificación progresiva de las válvulas cardíacas y la aorta, la arteria principal que transporta la sangre desde el corazón hasta el cuerpo. Esto hace que se vuelvan más duros, gruesos y estrechos.

La insuficiencia cardíaca es la principal causa de la carga de la enfermedad, principalmente en las calcificaciones de las válvulas aórtica y mitral.

El subtipo 3c de la enfermedad de Gaucher resulta de dos mutaciones idénticas, identificadas como p.Asp448His o D409H, en ambas copias del gen GBA. Desde el primer informe de un paciente con esta variante de la enfermedad, solo 36 pacientes adicionales de 19 familias han sido descritos clínicamente en todo el mundo.

Investigadores israelíes y españoles han reportado cuatro nuevos casos de tres familias diferentes que mostraron manifestaciones inusuales para este subtipo de enfermedad.

Uno de los casos atípicos fue el de una mujer (paciente 1b) que tenía un bloqueo de las arterias coronarias, que suministran sangre al músculo del corazón, causada por lesiones calcificadas y no calcificadas.

Solo se han publicado otros cinco informes de lesiones no calcificadas en pacientes con Gaucher tipo 3c, que consisten en fibrosis (cicatrización del tejido) y / o aterosclerosis (placas ricas en grasa y calcio que se acumulan dentro de las arterias). En general, el 15% de los casos descritos, incluido el que se informó recientemente, tenían lesiones cardiovasculares no calcificadas. “Por lo tanto, esta característica fenotípica rara debe plantear una cuestión sobre el papel de la GBA en el [desarrollo] de la enfermedad coronaria”, dijeron los investigadores.

La comparación del curso de la enfermedad en dos de los pacientes recién descritos también sugirió que el tratamiento cardiovascular más agresivo en uno de ellos podría explicar su mayor supervivencia. “En consecuencia, recomendaríamos evaluaciones cardiovasculares frecuentes y vigorosas para pacientes con GD3c”, dijeron los investigadores.

El paciente 1b también desarrolló un trastorno de conducta, que consiste en rabietas. Este fue el primer caso de un paciente con Gaucher tipo 3c descrito como que desarrollaba un trastorno psiquiátrico a lo largo del tiempo.

“Si bien esto puede haber sido una comorbilidad que no está estrictamente relacionada con GD3c, también puede ser una verdadera característica de enfermedad rara no descrita anteriormente debido al pequeño tamaño de la muestra de pacientes con GD3c y la escasez de seguimiento de pacientes publicados a largo plazo”. célebre.

Otras evaluaciones revelaron que el paciente 1b también tenía enfermedad pulmonar intersticial (ILD). Hasta la fecha, tal manifestación que afectaba a los pulmones solo se había descrito en otro paciente que tenía fibrosis pulmonar.

También se encontró que una niña de 4 años (paciente 3) mostraba una presentación atípica de la enfermedad, ya que carecía de enfermedad cardíaca y apraxia oculomotora, dos características de la enfermedad de Gaucher tipo 3c.

Solo tres pacientes (el 7,5% de los casos notificados) se han descrito sin un problema cardíaco, mientras que los hallazgos neurológicos de GD3c consisten principalmente en apraxia oculomotora en el 80% de los casos.

Otros hallazgos raros y poco comunes que se han descrito previamente en pacientes con GD3c incluyen defectos esqueléticos (incluidos pes cavus, hallux valgus, pectus excavatum y deformidades de la columna vertebral), enfermedad del tejido conectivo, cálculos biliares y enfermedad de la varices (venas hinchadas y retorcidas).

“En vista de estas características únicas, recomendamos un protocolo de vigilancia revisado”, dijeron los investigadores. Proponen que “las arterias coronarias y las evaluaciones pulmonares se agreguen a la rutina de seguimiento estándar de los pacientes con GD3c, especialmente porque contribuyen a la morbilidad y mortalidad de los pacientes”.

El equipo también hizo hincapié en que las evaluaciones del corazón “deben comenzar en la infancia tardía con ecocardiogramas periódicos”, y que las evaluaciones del corazón y los pulmones deben ser enfatizadas antes de los procedimientos invasivos.

“También recomendamos la evaluación psicológica y / o psiquiátrica y el seguimiento a los pacientes con GD3c para permitir un diagnóstico y tratamiento tempranos en aquellos que desarrollan cambios de comportamiento”, dijeron.

Se necesitan más estudios para comprender mejor el curso de la enfermedad y proporcionar información más detallada sobre el mejor enfoque de manejo para estos pacientes.

ANA PENA

Artículos relacionados: enfermedad de Gaucher tipo C, pulmones, corazón, evaluación,

Fuente: http://bit.ly/2IJ03wu